Historias de sexo travesti, relatos de travestis

Guardar y recortar sitio, suscribirse a feedsComentarios

 

Hola, ya han pasado un par de meses desde mi primera experiencia con Yvona. Ayer la volví a llamar y me dio una especial fiesta de cumpleaños, ha sido uno de los mejores cumpleaños.. aunque sobra decir que hoy me dolía demasiado el culo como para sentarme a la bartola delante de esta mesa.

La llamé por teléfono y allí estaba de nuevo, radiante de belleza como siempre. Llevaba un vestido azul claro de vinilo muy cortito y un tanga de vinilo negro, estaba fresca puesto que no le daba demasiado el calor el vinilo, porque en su apartamento tenía aire acondicionado. Estaba con sus otras amigas trans, la yugoslava y la española-italiana, que respondía al nombre de Mónica, aunque todos y todas la llamaban ” La Vicio “, ¿ por qué sería ?, pues sí, os lo podéis imaginar… porque Mónica era una viciosa de impresión, rubia al igual que Dragazniva, a la que la llamaban Draga para acortar un poco el nombre, era yugoslava. Ambas eran altísimas, medían 1,80 las dos, así que eran de mi altura aproximadamente, aunque yo soy un poquito más alto. Las tres se sentaron a mi lado y también Dafne, la chilena de 23 años que compartía piso con ellas. Pusimos una peli y me contaron por encima que tenían pensado darme una buena fiesta de sexo y de vicio sin límites… para dar la bienvenida a mis recién estrenados 21 años. Me contaron entre carcajadas y una fría copa de güisqui lo mucho que había satisfecho a Yvona la vez anterior, y que tenían oído que yo era un buen chupador de pollas, que lo hacía realmente bien… sonreí, y di las gracias.

Mónica se acerco a mí y me comenzó a sobar el paquete que yo lógicamente ya tenía bastante abultado a través de mis vaqueros viejos recortados por la rodilla ahora que llegaba el calor. Comencé a morrearme con Mónica mientras sentía su mano en mi paquete e Yvona a la que tenía cogida con el otro brazo empezaba a desabrocharle el vestido y yo a Yvona… le bajé la cremallera de su vestido de vinilo y ella se lo terminó de quitar quedándose sólo con el tanga. Mónica me sacó la polla y comenzó a hacerme una mamada de impresión muy suavemente mientras yo hacía lo mismo inclinándome sobre el rabo de Yvona que llamaba mucho mi atención… y tenía delante a Draga de pie a la que también comencé a comerle el rabo, todas lo tenían inmenso, ninguna de las tres bajaba de los 20 centímetros. Me puse de rodillas y Mónica se puso encima de mí como si yo fuese un pony y me daba azotes en el culo. Draga me metía el consolador que me había autoregalado, era un pene de 25 cm por 6 de ancho, realístico, negro y con una ventosa para apoyarlo en el suelo, en la pared… me lo acababa de comprar en el sex-shop de al lado y lo estaba estrenando con estas tres bellezas… me pusieron la vibración al máximo para empezar a dilatarme el culito y las tres de pie. Yo me limité a ir devorando uno a uno aquellas preciosas pollas de mis amigas, me encantaba su sabor, su tacto y la sensación de apretarlas con mis labios, succionarlas lentamente de arriba a bajo, ayudándome de mi mano, recorriendo todos sus recovecos con mi lengua. Me había comprado un tanga de vinilo color verde manzana y lo tenía sosteniendo mi consolador… cuando me lo sacaron fue Yvona la primera en follarme en el sofá dándome la vuelta con las piernas abiertas . Dafne se subió encima de mí y en cuclillas me puso el coño en la boca… yo me limité a hacerlo lo mejor posible… los rabos de Draga y Mónica estaban a mi lado, así que mientras Yvona me destrozaba el culo… yo comía dos deliciosos rabos duros de mis nuevas amigas travestís. Y un rico coño de Dafne. Dafne tenía unas tetas de lo más normal si las comparamos con las de mis amigas trans, pero tenía dos bonitas lanzas a modo de piercing que realzaban su belleza.

Fueron turnándose.. Dafne se pasó al sillón mientras se masturbaba viéndonos y una por una mis tres amigas especiales me fueron dejando el culo como un colador, me estuvieron dando por el culo una hora sin parar ni un momento turnándose unas con otras, hasta que de rodillas descargaron sus tres lechadas calientes en mi pecho… Mmm delicioso era sentir no sólo una sino tres abundantes descargas de semen en mi pecho… me lo extendí por todo mi pecho y me llevaron a la bañera donde también las tres me descargaron una buena ducha caliente en el pecho y Dafne prefirió hacerlo sobre mi cara… e incluso abrí la boca y su chorrito cayo en mi boca y tragué todo lo que pude aunque preferí dejarlo caer sobre mi lengua y mi pecho.

Autor : transexlover@eresmas.com Nota del Autor: si hay alguna Transexual no operada, femenina y con buenos pecho que quiera disfrutar de un atractivo , juguetón, morboso y vicioso joven de 21 años que se ponga en contacto conmigo, también gente que me quiera dar su opinión sobre este relato. Saludos a tod@s

Deja un comentario, tu msn o lo que quieras

Webcams Transexuales